Con 44 puntos de LeBron James y 6 asistencias, cualquiera diría que anoche se vivió una nueva victoria de los Cavaliers. Pero no fue así. Los Warriors en su Oracle Arena supieron contrarrestar la estratosférica cifra de anotación del jugador de Cleveland y se llevaron el primer punto de la final de la NBA en la prórroga (108-100). Curry y Thompson, con 26 y 21 puntos respectivamente, fueron los máximos anotadores en la primera victoria de Steve Kerr en esta final.

1º cuarto 

Arranque loco de partido donde brilló en el inicio el australiano Bogut, quien impidió pisar la pintura con 2 tapones, 1 robo y 2 rebotes, permitiendo que solo LeBron James tirara del carro de los Cavs. Pero Irving y compañía entraron en ritmo: los rebotes ofensivos fueron una problemática con un imperial Tristan Thompson (15 rebotes en todo el partido) reboteador (17 rebotes frente a 8 de Warriors), y 3 triples seguidos permitieron a los Cavaliers irse al segundo cuarto con 10 puntos arriba.

2º cuarto

Parcial de 8-0 por parte de Golden State, sin Curry ni Klay Thompson, pero supieron aprovechar bien la ausencia de LeBron. Iguodala, Barbosa y Speights, que volvía a pisar una cancha desde el 9 de mayo, se encendieron y pusieron al equipo de Oakland a tiro: 36-33. Y llegó la hora nuevamente de los titulares, donde Curry apareció para encestar dos veces de tres, y anotar un canastón ante James, tomando el mando ahora los Warriors. Aunque LeBron y Shumpert mantuvieron a su equipo en el marcador frente a la ola de ataques de Golden State y pudieron seguir ganando al descanso: 51-48.


3º cuarto

El éxito ofensivo de Cleveland con el gigante Thompson capturando todo lo que podía y más, Golden State contrarrestaba a base de triples para reenchufarse en el partido. Para finiquitar este tercer tiempo, Iguodala fue la sombra de LeBron pese a que llevara ya 31 puntos, pudiendo defender la última jugada y machacar el aro para empatar de nuevo el encuentro: 73-73.

4º cuarto

Con LeBron en el banquillo, Warriors efectuó un parcial de 5-0. Estos doce minutos fueron para los hombres secundarios: Irving enchufó la mayoría de sus 23 puntos acompañando a James quien superó ya el récord de anotación en un partido de finales (37 puntos), y Thompson respondía para los Warriors que echaban de menos a su MVP. Éste llegó con una enorme canasta con la oposición de James, para doblegar a Cleveland. Con los mismos porcentajes de acierto en tiros de campo, triples y tiros libres, llegaba los últimos 30 segundos con la igualdad en el marcador. Irving taponó a Curry en una jugada clara de canasta, pero LeBron y Shumpert también erraron sus siguientes lanzamientos para llevarse la victoria, dando paso a la prórroga.

Tiempo Extra

Desaparecieron los hombres de David Blatt. Tras dos minutos de sequía, Curry inauguró el marcador de la prórroga, con dos faltas consecutivas metiendo sus últimos 4 puntos. Y Harrison Barnes, desde la esquina, sentenció este primer partido (105-98). Previamente, en el ataque de los Cavs, Irving dio otra mala noticia a su equipo, pues recayó de su lesión en la rodilla. Con el cerrojo echado en la defensa de Golden State, Cleveland solo pudo meter 1 canasta de 10 intentos en este tiempo extra que acabó con un parcial de 10-2.