La selección española que dirige Manolo Cadenas selló matemáticamente su clasificación para el Europeo de Polonia 2016 tras vencer en Innsbruck a Austria por 30-24. Los Hispanos enfrentarán el sábado en Logroño a Finlandia
Los Hispanos superaron a la emergente Austria en un partido muy completo que deja ya en un mero trámite el partido del sábado que viene en Logroño contra Finlandia a las 18.30.
Los #Hispanos han sellado matemáticamente su clasificación para el Campeonato de Europa de Polonia 2016 tras lograr la victoria ante Austria en el penúltimo encuentro de la fase clasificatoria (24-30). 

Victoria que sirve, además, para acercar la primera posición del grupo que debe asegurarse con un triunfo en el encuentro ante Finlandia que el próximo sábado, en Logroño (18:30h.), pondrá punto final al camino hacia el Europeo.

Superados los primeros compases de acoplamiento e igualdad (5:5 min. 13), Austria evidenció grandes problemas para atacar en posicional después de haber explotado al máximo las escasas imprecisiones hispanas para armar ataques rápidos y finalizar por sus extremos. 

Precisamente, serían los extremos españoles, Valero Rivera y Albert Rocas, los encargados de abrir brecha aprovechando la primera superioridad numérica del partido (6:9 min. 16).

La primera diferencia en el electrónico llevó al seleccionador austriaco a solicitar tiempo muerto, pero los de Cadenas seguirían imponiendo su ley. Baena, muy activo en la línea de seis metros, forzaría una nueva exclusión que permitió elevar, de la mano de Álex Dujshebaev, la diferencia hasta los cuatro tantos (7:11 min. 21). 

La utilización de portero jugador para atacar con 7 jugadores, un contraataque de Weber y, sobre todo, las intervenciones de Thomas Bauerbajo palos, elevaron el ánimo de los locales, aunque dos cañonazos consecutivos de Antonio García y Joan Cañellas sirvieron para dejar el duelo muy de cara al descanso (12:16 descanso). 

Tras el descanso, Austria saltó a la pista con una intensidad defensiva mucho mayor a la exhibida durante el primer acto y complicó mucho las cosas a un ataque español que necesitaba más movilidad y paciencia en cada intento. Austria aprovechó su oportunidad y se colocó a dos (15:17). Sin embargo, cuando tenía balón para reducir la diferencia a la mínima expresión, apareció Sterbik. Sus paradas fueron el punto de partida a dos ataques exitosos, de la mano de Maqueda y Rivera, que volvieron a restablecer la máxima diferencia (15:19 min. 37).

La exclusión de Maqueda permitió al rival volver a reducir las diferencias (17:19 min. 41) antes de que un tiempo muerto de Cadenas sirviera de revulsivo. El debutante Juan del Arco y el capitán Raúl Entrerríos se encargaron de hacer olvidar las carencias que había dejando patente el ataque de los #Hispanos minutos atrás y, con su acierto y conexión, permitieron a España afrontar los últimos diez minutos de partido con una ventaja notable (19:23 min. 50). 

Los minutos de dudas habían pasado y el combinado español ya no dejó de pisar el acelerador hasta el final. La intensidad defensiva y los contraataques, varios de ellos protagonizados por Viran Morros, permitieron aumentar, incluso, la diferencia final (24:30). 

Síntesis del partido

Austria 24 (12+12): Bauer, Hermann, Ziura (2), Schmid, Bozovic (1), Frimmel, Wagesreiter, Kolar (1), Weber (5), Zivkovic, Zeiner (3), Bilyk (3), Wagner (1), Pilipovic, Santos (6) y Kirveliavicius (2).

España 30 (16+14): Sterbik, Rocas (4), Maqueda (1), Fernández, Tomás (1), Entrerríos (2), Cañellas (2), Morros (3), García (4), Baena (3), Rivera (5), Guardiola (2), Goñi, Del Arco (1), Dujshebaev (2) y Pérez de Vargas.

Fuente: Federación Española de balonmano