Con un partido para cada uno, la final de este 2015 se trasladaba a Cleveland donde Dellavedova (20 puntos, 4 asistencias y 5 rebotes) y LeBron James (40 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias) llevaron a cabo un partido muy serio y fueron los líderes indiscutibles de una victoria más (96-91) ante los Warriors de Golden State para ponerse por delante en la serie 2-1. El "King" James cuenta ya con 123 puntos en estos tres primeros encuentros.

Klay Thompson (14 puntos y 5 rebotes) estuvo desaparecido, al igual que Curry (27 puntos, 6 asistencias y 6 rebotes). Sin embargo, el MVP apareció en el último cuarto para revivir a su equipo que en el tercer cuarto cuando sufrió un parcial de 28-18, acompañado del tapado David Lee (11 puntos en 13 minutos disputados), pívot por el que optó en este encuentro Steve Kerr, y de Iguodala (15 puntos).

1º cuarto

Salieron muy confiados los jugadores de Cleveland arropados por su afición. 2 pérdidas de balón en el inicio marcó las primeras diferencias a favor para los de Ohio, 10-5, con toda la responsabilidad en ataque para LeBron, aprovechando el coladero de Barnes. Apareció Iguodala para defender mejor a James y Ezeli que tuvo buenos minutos para mantener a los Warriors. 20-24 al final del primer cuarto para los Cavaliers gracias a las buenas ayudas de algunos de los secundarios de este equipo: Mozgov, Thompson (demostró su eficacia reboteadora una vez más, acabando con 13 capturas), James Jones, Dellavedova.

2º cuarto

Después de que empataran los Warriors a 26, el club amarillo seguía sin tener tirón en ataque y los Cavaliers volvían a pisar el acelerador. Ansiedad y precipitación por lanzar, con Curry, Draymond Green y Harrison Barnes desaparecidos. Partido muy defensivo que favorecía a los locales, y mantenían por debajo del 30% en triples y llegando a estar con menos del 40% en tiros de campo el equipo rival. Máxima brecha hasta momento del partido, 37-44 al descanso.

3º cuarto

Inicio sensacional de Dellavedova demostrando su gran partido con 5 puntos consecutivos que ponían el +10 y provocó un tiempo muerto de Steve Kerr. Klay Thompson hizo de salvavidas intentando meter a Golden State de nuevo en el partido, pero su equipo seguía negado en ataque. Un nuevo triple del base australiano y otro de LeBron James que después encestó una canasta imposible a la media vuelta mostraba la crisis de los Warriors en esta final, que estaban desaprovechando demasiadas posesiones. El parcial llegó a 15-0 para estar 20 puntos por encima los Cavaliers y marchar con un cómodo 72-55 al último asalto.

4º cuarto

Acabaron con una buena racha los Warriors que mantuvieron en los primeros compases de este cuarto, sumando un parcial de 15-4 desde que Cleveland se congeló en los 70 puntos. Siguieron sumando, con Barbosa, Iguodala y David Lee que fue una nueva opción de Steve Kerr, y llegó a 22-7 reduciendo la ventaja a cinco puntos después de 4 minutos jugados (70-75). La resurrección de Curry daba mucha vida a Golden State, quien encestó un triple para ponerse a un punto, aunque el nuevo héroe de la noche, Dellavedova, le devolvió la jugada con un 2+1, a lo que se le unió un triple de LeBron James, retornando la diferencia de siete puntos (80-87) con 1 minuto y medio por jugar. La renta se supo gestionar por parte de los Cavaliers que además recuperaron hasta tres balones. Los triples de Curry, quien aprovechaba los sucesivos bloqueos para tirar con espacio, esta vez fueron inútiles y Cleveland sigue pudiendo soñar.