El italiano firmó la 111 victoria de su carrera, la tercera de la temporada, afianzándose como líder del mundial de MotoGP, ya que su máximo rival, el también español Jorge Lorenzo, solo fue tercero en Assen

El italiano Valentino Rossi se adjudicó la victoria del Gran Premio de Holanda en un controvertido final con el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en el circuito de Assen
Rossi y Márquez llegaron a las últimas curvas del circuito holandés literalmente pegados y la comprometida variante previa a la recta de meta iba a ser un año más el juez de la contienda.
A ese punto llegó en primera posición el italiano Valentino Rossi, quien vio como por el interior se intentó colar Marc Márquez y ambas motos se llegaron a tocar, aunque Márquez aseguró posteriormente que se lo inventó Rossi, para salir literalmente despedida hacia la grava la moto de Rossi.
El campeón del mundo italiano consiguió controlar la moto y regresar a la pista por delante de Márquez para lograr el triunfo.
De esta manera Rossi consiguió su tercera victoria de la temporada, el 85 éxito en la máxima categoría del motociclismo mundial y la primera saliendo desde la mejor posición de la formación de salida desde que la lograse por última vez en la carrera de Misano Adriático de 2009
El veterano piloto italiano supo hacer suya una situación que no lo era para adjudicarse la victoria y mantenerse así al frente de la tabla del mundial, al ser tercero su principal rival, Jorge Lorenzo. 
En tanto, Pol Espargaró acabó en una más que meritoria quinta posición, con su hermano Aleix y la primera Suzuki novenos, por detrás de Dani Pedrosa y por delante de su compañero de equipo Maverick Viñales.
Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) no pudo finalizar en esta ocasión en los puntos después de mantener una bonita pelea con el estadounidense Nicky Hayden (Honda RC 213 V-RS), que le superó en la línea de llegada para relegarlo a la decimoséptima posición, y con el irlandés Eugene Laverty (Honda RC 213 V-RS), que acabó por los suelos.

Foto: EFE