El suizo Stan Wawrinka dio la gran sorpresa este domingo al ganar la final de Roland Garros tras derrotar al primer favorito, el serbio Novak Djokovic, que de esta forma sigue sin completar su colección de torneos del Grand Slam

 El suizo Stan Wawrinka dio una sorpresa mayúscula al alzarse con el título en Roland Garros, el segundo Grand Slam de su carrera, tras derrotar en la final al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic con parciales de 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4 
Luego de 3 horas y 12 minutos de juego, el suizo sucede en el palmarés a Rafael Nadal, ganador de las últimas cinco ediciones y nueve de las 10 últimas. En tanto, Djokovic pierde así su tercera final de Roland Garros y vio cortada una racha de 28 triunfos consecutivos 
Fue la segunda victoria en un grande del suizo, tras la que consiguió en el Abierto de Australia de 2014. A sus 30 años, Wawrinka se convierte en el tercer jugador más veterano en lograr su primera Copa de los Mosqueteros y con esta victoria se encaramará al cuarto puesto del ránking a partir de este lunes. 
"Volveré para conquistar Roland Garros"
El serbio Novak Djokovic no pudo reprimir las lágrimas cuando recibió el trofeo de subcampeón de Roland Garros, el único Grand Slam que le falta, y prometió volver a intentar conquistar el año próximo.
"Hay en la vida cosas más importantes que la victoria y es el respeto. Stan, tengo un gran respeto para ti, eres un gran campeón, con un gran corazón y mereces este título", afirmó el serbio, número uno del mundo, que recibió una atronadora ovación del público de la Philippe Chatrier, ante la que no pudo aguantar las lágrimas.
Después, mirando a la Copa de los Mosqueteros que minutos antes el brasileño Gustavo Kuerten había entregado a Wawrinka, el serbio afirmó: "Voy a seguir intentando ganar este trofeo. Volveré el año próximo".

Foto: EFE