Debido a que Daniel Bryan recayera en su lesión, tuvo que dejar vacante el título Intercontinental, el cual se puso en juego en el Elimination Chamber PPV entre Mark Henry, Sheamus, R-Truth, Ryback, King Barrett y Dolph Ziggler. En este combate, Ryback consiguió su primer campeonato en la WWE, al quedar el último en la cámara de Eliminación.

El musculoso luchador fue persistente y no dejó que su rival escapase de sus golpes. De esta forma, el combate finiquitó con una doble bomba de Ryback a Sheamus, una sobre las cadenas y otra sobre la lona, para después llegar a la cuenta de tres gracias a su y finisher Shell Shocked.