Pese a la baja de Usain Bolt, los jamaicanos brillaron con victorias en los 100 metros para Asafa Powell (9.81) y Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.75), el sábado en una reunión de atletismo de París. Lavillenie y Adams, las decepciones 

En la calurosa tarde-noche de París con mejores marcas anuales la jamaicana Fraser-Pryce en los 100 metros (10.74), la griega Nikoleta Kiniakopolou en salto con pértiga (4,86 metros) y tres atletas de Kenia, una mujer, Eunice Sum en 800 metros (1:56.99), y dos hombres, Jairus Kipchoge en 3.000 metros obstáculos (7:58.83) y Silas Kiplagat en 1.500 (3:30.12).
Fraser-Pryce, bautizada en infinidad de ocasiones como la 'Bolt femenina', se ganó a la perfección su sobrenombre y se quedó con el protagonismo que estaba inicialmente reservado a su ilustre compatriota, declarado baja por un problema físico a principios de esta semana.
Su 10.74 sirvió para imponerse a la nigeriana Blessing Okagbaré (10.80) y a la estadounidense English Gardner (10.97).
En los 100 metros masculinos, el explusmarquista mundial jamaicano Asafa Powell venció con un 9.81, por delante del francés Jimmy Vicaut (9.86, récord de Europa igualado) y del estadounidense Michael Rodgers (9.99).
"Fue una gran carrera y tuve una gran salida. Necesito seguir concentrado y correr así de rápido", afirmó Powell, desde la veteranía de sus 32 años.
Lavillenie y Adams, las decepciones 
Entre las grandes decepciones, destacó especialmente para el público local la del francés Renaud Lavillenie, plusmarquista mundial de salto con pértiga y que sólo pudo finalizar quinto ante su público, al quedarse con 5,71 metros y tirar tres veces la barra de 5,86 metros.
La victoria fue para el griego Konstantinos Filippidis (5,91 metros), que ganó el pulso final al brasileño Thiago Braz (5,86 metros).
En la prueba femenina de salto con pértiga también hubo sorpresa y éxito heleno, con Nikoleta Kiniakopolou triunfando con 4,86 metros, dejando a la cubana Yarisley Silva, plata olímpica y bronce mundial, segunda con 4,73 metros y a la campeona mundial de 2011, la brasileña Fabiana Murer, tercera con 4,63 metros.
También fue decepcionante el regreso a la competición tras varios meses apartada de la misma por una doble operación de hombro y codo de la neozelandesa Valerie Adams, que sufrió su primera derrota en lanzamiento de bala desde 2010.
Finalmente, el otro plato fuerte de la jornada fueron los 5.000 metros femeninos, donde Genzebe Dibaba buscaba batir el récord mundial de su hermana Tirunesh, pero sin éxito. Consiguió la victoria, pero con 14:15.41, a cuatro segundos de la plusmarca.

Fuente: AFP