Tragedia en Laguna Seca durante la disputa de la segunda carrera de la categoría Superbike/Superstock 1000 del campeonato MotoAmerica, complementaria a las que previamente se habían celebrado correspondientes al Mundial de la especialidad en el circuito californiano, los pilotos españoles Bernat Martínez y Daniel Rivas se vieron involucrados en una caída múltiple en la que ambos perdieron la vida.

Martínez era natural de Alberique (Valencia) y tenía 35 años, mientras que Rivas era gallego de Moaña y tenía 27 años. Tras el accidente, ambos fueron trasladados de urgencia a dos centros médicos próximos al circuito, donde fallecieron como consecuencia de las graves heridas sufridas en la caída, sin que los médicos pudieran hacer nada por salvarles la vida.