El alemán André Greipel lideró la decimoquinta etapa del Tour de Francia 2015 entre Mende y Valence, y suma ya su tercera etapa en esta carrera, demostrando su calidad de sprinter. Degenkolb completó un doblete alemán por delante del noruego Kristoff. Ha sido una etapa de transición, la última antes del paseo final por París.



El equipo Katusha de Kristoff, pese a contar con apenas 6 ciclistas, quiso controlar la carrera durante toda la etapa, echando abajo fuga tras fuga y metiendo un puntito de dureza más al ya de por sí escarpado recorrido por el Macizo Central. Contador hizo un movimiento para unirse a sus compañeros escapados, y también Movistar se acercó a las primeras posiciones aunque sin excesiva ambición. Y, por detrás, retrasados del pelotón, un buen grupo de ciclistas que llegaron a meta a más de 15 minutos del pelotón.

El Tour parece decidido para Froome pero el recorrido no da tregua. Así, ahora tocan 4 apasionantes días por los Alpes donde Movistar, Contador y Nibali han declarado la guerra y piensan atacar.