El polaco Rafal Majka puso la sonrisa en el Tinkoff al imponerse en solitario en la undécima etapa del Tour 2015, entre Pau y Cauterets, de 188 kilómetros, en la que hubo tregua en el Tourmalet bajo el control del Sky de Chris Froome, que pasó una página más con el maillot amarillo: mantiene los casi 3 minutos que tiene de ventaja.

Majka fue el más fuerte en la escapada buena del día, que se formó en el kilómetro 80 y en solitario alzó los brazos, firmando una victoria balsámica para la escuadra rusa. Entró en Cauterets con 58 segundos de adelanto sobre el irlandés Dan Martin; y 1:23 sobre el campeón de Alemania Buchmann.