Kevin Owens fue destronado del campeonato NXT en el evento celebrado en Japón "Best in the East", por medio de Finn Balor, aspirante al título. Owens deja la marca de jóvenes promesas de la WWE para aspirar ahora al campeonato de los Estados Unidos que ostenta John Cena.


Después de una bonita pelea que disfrutaron los nipones entre ambos luchadores, Balor acabó el combate con tres "Double Foot Stomp" seguidas: empotró al ex-campeón contra la esquina, después propició una nueva doble patada con Owens sentado en el esquinero, y finalmente efectuó su "Coup de Grace" sobre la tercera cuerda para lograr la cuenta de tres.