Usain Bolt y Justin Gatlin dieron un paso más hacia una muy esperada confrontación en Pekín cuando el sábado ambos avanzaron en las rondas clasificatorias de los 100 metros en la jornada inicial del Mundial
El estadounidense Gatlin ratificó su dominio de las pistas en esta temporada al arrasar con una victoria en la sexta ronda con 9,83 segundos, el mejor tiempo del día en el estadio Nest.

Bolt, dueño del récord mundial y cuya temporada se ha visto interrumpida por problemas físicos, respondió ganando la ronda final con 9,96 segundos, un tiempo que lo colocó quinto detrás de Gatlin, el estadounidense Trayvon Bromell (9,91 segundos), el francés Jimmy Vicaut (9,92) y Asafa Powell (9,95).

El ganador olímpico y campeón mundial sabe que los tiempos logrados en las rondas clasificatorias no le permitirían ganar medallas de oro, pero se mostró satisfecho con mantenerse bajo los 10 segundos de cara a las semifinales del domingo, al igual que la final.

"Estuvo bien", dijo el jamaicano de 29 años. "La ejecución estuvo bien también. Aún tengo que hacer algunos ajustes, ahora sólo tengo que concentrarme en mi técnica", agregó.

"Sé que Gatlin estuvo corriendo muy bien, pero de esto se trata. No estoy preocupado, quiero ponerme más veloz en la semifinal y obtener algo más en la final", dijo Bolt.

En momentos en que el atletismo afronta una fuerte crisis por varias acusaciones de dopaje, la disputa entre Bolt y Gatlin es considerada una batalla por el espíritu de este deporte en la que Gatlin, que debió cumplir dos prohibiciones por dopaje positivo, tiene el papel del villano.

"Mi entrenador me dijo que salga y me asegure la clasificación. Me sentí seguro después de unos 50 metros, por lo que no tuve que esforzarme tanto", dijo Gatlin sobre su carrera el sábado.

Fuente: Reuters