Stefano Zanini, director del Astana, pidió disculpas en nombre de su equipo por lo ocurrido con Nibali en el final de la tercera etapa, en la que fue expulsado por agarrarse al coche del equipo
"Me gustaría disculparme en nombre del equipo Astana ante los organizadores y seguidores. De verdad, siento muchísimo lo que ocurrió. Por supuesto, tanto Nibali como Shefer comparten mis disculpas", dijo en la salida de la tercera etapa.
Zanini explicó que "todo pasó tras una caída provocada por un corredor que suele tener este comportamiento".
"Para Vincenzo Nibali fue un mal día en un mal año. No esperaba volver a casa tan pronto", comentó.
Sin el líder y con la baja de Paolo Tiralongo, el director del equipo kazajo mira al frente.
"Lo importante ahora es seguir concentrados con Aru, Landa, Luis León Sánchez y por supuesto Vanotti o Cataldo, que pueden ser importantes en su ayuda".

Fuente: EFE