La joven suiza de 18 años Belinda Bencic, que protagonizó la sorpresa del torneo al eliminar en semifinales a la número uno del mundo, la estadounidense Serena Williams, reafirmó sus expectativas hacia un futuro profesional prometedor tras vencer a la rumana Simona Halep que, limitada físicamente, abandonó cuando perdía en el tercer set (7-6(5), 6-7(4) y 3-0).

Bencic consiguió así su título más importante hasta ahora y el segundo de su carrera. Halep se mantuvo en pista por orgullo. Enmendó el choque en el segundo parcial pero se quedó sin fuerzas y se retiró después de dos horas y media de partido.