Francia, defensora del título continental y una de las anfitrionas, Serbia, subcampeona mundial, y España arrancarán el próximo Europeo (5 al 20 de septiembre) como grandes favoritas al oro en un torneo que dará a los finalistas dos plazas directas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

Francia, actual campeona de Europa, se presenta como la gran candidata a levantar el cetro europeo con un plantel de alto nivel, que pese a las bajas conocidas durante la preparación de Antoine Diot y Alexis Ajinca, incluye seis jugadores que actualmente se encuentran jugando en la NBA.
Tony Parker, jugador de los Spurs de San Antonio y último MVP del torneo continental, su compañero de equipo Boris Diaw y Nicolas Batum (Charlotte Hornets) volverán a ser los líderes del combinado galo, dirigido una vez más por Vincent Collet, que lleva al frente del banquillo francés desde 2009.
España y Serbia se presentan como grandes alternativas a la posibilidad de que Francia revalide su, hasta ahora, único título continental.
La selección española, ganadora en 2009 y 2011 y que se presenta con las bajas sensibles de Marc Gasol, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón, Ricky Rubio y Serge Ibaka, iniciará su camino de reconquista europea en Berlín y con Pau Gasol, jugador de los Bulls de Chicago, como gran estandarte de una selección parcialmente rejuvenecida.
Tras quedar fuera en cuartos de final del Mundial disputado en territorio español el año pasado, España espera que el regreso del técnico italiano Sergio Scariolo, con el que el combinado español obtuvo sus dos cetros europeos y una plata olímpica en Londres 2012, sea un impulso más para regresar a la gloria.
Serbia, que estará junto a España en la fase de grupos, iniciará un campeonato como gran favorito tras varios años lejos del nivel de los mejores equipos del mundo.
El exjugador de Real Madrid y Barcelona Aleksandar Djordjevic, que impulsó de nuevo al país balcánico a la elite internacional con la plata en el Mundial de 2014, sigue dirigiendo a un equipo que tendrá de nuevo al base Milos Teodosic (CSKA Moscú) como gran prolongación en la cancha del técnico nacido en Belgrado.
El Eurobasket, que además de las dos plazas directas a Río 2016, ofrecerá otros cinco billetes para el torneo preolímpico que serán para las naciones que acaben entre el tercer y séptimo lugar, contará con selecciones como Lituania, Grecia, Croacia, Turquía o Italia que aspiran a romper cualquier lógica inicial.
El equipo lituano, actual subcampeón de Europa y siempre entre los llamados a llegar lejos en cualquier torneo gracias a su esencia y tradición de baloncesto, contará con un plantel compacto y competitivo liderado por el pívot de 23 años de los Raptors de Toronto, Jonas Valanciunas.
La Grecia de presente y futuro conducida por Vassilis Spanoulis (Olympiacos) y Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks), una Croacia bien compensada en todas sus posiciones, el talento turco y una Italia que busca renacer en el panorama europeo a base de estrellas serán las principales amenazas para Francia, Serbia y España.
Alemania, con el veterano Dirk Nowitzki de vuelta al combinado germano tras cuatro años de ausencia, y Eslovenia, debilitada por la baja de su estrella Goran Dragic, se asoman como oponentes destacados dentro del resto de equipos competidores en el Europeo y que no se lo pondrán fácil a los grandes contendientes.

Fuente: EFE