El FC Barcelona Lassa se hizo con el primer título nacional de la temporada, la Supercopa de España, tras derrotar por 26-23 a un luchador Fraikin Granollers que estuvo en la lucha por el triunfo mientras las fuerzas le aguantaron. Esta es la Supercopa número 18 para el club azulgrana.

Mientras el Granollers estuvo lúcido, le plantó cara al conjunto barcelonista (21-19 en el minuto 50), pero tres errores sentenciaron el partido (26-21). Se perdió el control del ritmo del choque, de los pases, y del encuentro en general. Y eso lo consiguió el Barcelona con la enorme intensidad de Víctor Tomás, la seguridad de Lazarov en el tiro, y la apuesta de sentar a los laterales diestros para jugar con Sarmiento y Entrerríos juntos.