Finalmente, el quarterback estrella de los New England Patriots, Tom Brady, podrá jugar los cuatro primeros partidos de la temporada de la NFL 2015/2016. Después de haber sido sancionado en el inicio de la regular season por el caso del "Deflategate", el juez ha revocado la suspensión de partidos tras analizar el caso y argumentar que la NFL se excedió en el castigo impuesto sobre el jugador y que no había argumentos suficientes para dejarlo fuera cuatro partidos.



Berman pidió a la NFL presentar pruebas contundentes en contra de Brady, pues solo se hablaban de supuestos. Incluso, el juez añadió y dejó caer que el quarterback de los Patriots habría jugado pero con balones desinflados.

Brady insistió desde un inicio que no tuvo nada que ver con los "balones desinflados" que su equipo utilizó en el partido por el campeonato de la Conferencia Americana de la temporada pasada frente a los Indianápolis Colts.


Fuente: MedioTiempo