En el Ironman de Kona, la legendaria prueba de resistencia de Hawai, Jan Frodeno hizo historia. El alemán empleó 8h 14:40 para convertirse en el primer triatleta campeón olímpico (Pekín 2008) y también de ironman. Segundo fue su compatriota Andreas Raelert (8h:17:43) y tercero el estadounidense Timothy O'Donnell (8h:18:50). En cuanto a los españoles, Eneko Llanos finalizó séptimo (8h:28:10).

Frodeno salió ya en el trío de cabeza de la natación (3,8 km) junto con Andy Potts y McNiece. Tomó el mando los 180 km de bicicleta y reventó a todos en los 42 km finales con un inicio brutal de ritmo. En categoría femenina, el triunfo fue para la suiza Daniela Ryf.