El dúo español que participaba en la danza del patinaje artístico sobre hielo, Sara Hurtado y Adriá Díaz, se ha separado. Alcanzaron el 13º puesto en los Juegos Olímpicos de Sochi y la temporada pasada fueron 5º de Europa.

Pero han decidido separar sus caminos y abandonar sus entrenamientos como dúo en Montreal donde eran dirigidos por Marie-France Dubreuil y Patrice Lauzon. Esto se ha descubierto por el comunicado que ha dejado Sara Hurtado en una red social:



¨¿Merece la pena?. Ésta pregunta ha sido parte de mi vida desde que empecé a dedicarme al patinaje de alto nivel y mi respuesta siempre fue un rotundo ¨Si, claro¨. Pero desde hace un tiempo esa respuesta empezó a perder fuerza, hasta que un día me di cuenta que ya no lo tenía claro. Esto ha sido lo que me ha llevado a tomar la difícil aunque largamente meditada decisión de finalizar el camino que he recorrido con Adrián Díaz y enfocarme hacia nuevos retos. Me duele tener que dar éste paso, pero lo tomo por mí misma y sé que es necesario para poder avanzar en mi carrera como deportista.

Hoy cierro una de las etapas más importantes de mi vida para abrir una nueva. Una maleta cargada de éxitos en tan solo siete años y con esas cosas buenas me quedo, pero me queda todo un mundo de posibilidades por delante para seguir cumpliendo metas", apunta. "Ahora solo necesito volver a Madrid y recuperarme de todo lo que ha generado en mí la entrega de todos éstos años y tomarme un tiempo.

No siento que mi vida como patinadora haya llegado a su fin, y por eso a partir de ahora me centraré en definir nuevas metas y sueños todavía sin realizar arropada por mi familia".