El número 1 del mundo, Michael van Gerwen, derrotó al actual campeón mundial Gary Anderson por 11-10, para retener su título de campeón de Europa.

El escocés veterano Anderson, acarició el título cuando lideraba la final por 10-7, intentando añadir el título europeo a sus triunfos en el Campeonato del Mundo y en la Premier League, pero finalmente van Gerwen se llevó el gato al agua en Hasselt, Bélgica.