Holanda se tomó la revancha de hace dos años en Budapest donde perdieron la final ante las vigentes campeonas de Europa. España perdió en la tanda de penaltis tras empatar 9-9, y no pudo pasar a la final del Campeonato de Europa que se juega en Belgrado, Serbia. De esta forma, Holanda jugará la final ante Hungría, quienes mandaron a Italia al tercer puesto y a verse las caras de nuevo ante las españolas, ya que vencieron por 10-5 en la otra semifinal.



En el partido entre Holanda y España, a primera mitad estuvo marcada por el máximo equilibrio entre ambas selecciones, las dos perdonaban muy poco en las situaciones de superioridad numérica. El tercer cuarto tuvo un pequeño punto de inflexión cuando Holanda se puso 8-6. La portera Laura Aarts comenzó a dar destellos de su calidad.

En el último cuarto, Nijhuis recuperó la ventaja de dos goles. Sin embargo, un doblete de Bea Ortiz aprovechando los errores en ataque de las holandesas permitió de nuevo las tablas en el marcador (9-9). Después de un momento loco de contrafaltas hasta el último minuto, llegó la expulsión definitiva de Jennifer Pareja que no pudieron aprovechar gracias a Laura Ester. Pero Judith Forca tampoco pudo anotar y el partido se fue a penaltis. Judith Forca falló en la muerte súbita donde el vote del balón se estrelló en el larguero y la pelota se quedó sobre la línea (15-14).

En cuanto al enfrentamiento entre Hungría e Italia, las húngaras impusieron su ritmo y un parcial de 3-0 en el tercer cuarto fue determinante, poniéndose 8-3 con cinco goles de ventaja sobre las italianas. Éstas volverán a jugar ante España, ya lo hicieron en la fase de grupos y superaron a las españolas enviándolas al cuadro duro de las eliminatorias del Europeo.