Por primera vez en la historia, se ponía en juego un cinturón en el combate de la Royal Rumble y sorprendentemente Triple H salió último y se hizo con el título de los Pesos Pesados de la WWE, despojando como deseaban los dirigentes de la empresa a Roman Reigns.



Roman Reigns tenía un camino largo y difícil para defender su título. El primero en eliminar fue a Rusev quedándose solo en el ring, y el siguiente en aparecer fue, para sorpresa de todos, AJ Styles. Hasta la irrupción de Chris Jericho, Reigns y AJ Styles se iban quedando solos. Avanzado el combate, Rusev, del Río y Sheamus, guiados por Vince McMahon, sacaron a Reigns del ring para pegarle entre todos, además de derrumbar una mesa de comentaristas mediante una Big Splash de Rusev, teniendo que ser atendido y evacuado por los médicos.

Strowman sacó a Kane y a Big Show y Kevin Owens eliminó a AJ Styles. Sami Zayn regresó y se centró en Owens, quien duró poco en el ring mientras Zayn estuviera allí. Poco a poco la Wyatt Family dominaba el cuadrilátero, hasta que llegó en el número 23 Brock Lesnar: echó a Rowan y más tarde a Luke Harper y a Strowman.

En ese momento llegó el líder, Bray Wyatt. Éste, antes de subir al ring, esperó a que sus súbditos rodearan a Lesnar pero no le sirvió de mucho. Nuevamente, Wyatt Family entró al cuadrilátero para ayudar a Bray Wyattt y mandar a Lesnar por encima de la tercera cuerda.

Con el número 29 entró Sheamus que fue sorprendido por el regreso de Roman Reigns quien llegó con fuerza. El último en salir fue Triple H, que trataba de eliminar a toda costa al campeón. Entre HHH y Sheamus, expulsaron a Bray Wyatt, y ya solo quedaban ellos tres y Dean Ambrose y Chris Jericho.

Ambrose se encargó de eliminar a Jericho, Sheamus falló una Brogue Kick quedándose por detrás de las cuerdas y Reigns lo remató con su Superman punch, y Triple H sorprendió por detrás al ex-campeón. Así, Ambrose y HHH quedaron en la pelea final, saliendo victorioso el propio jefe de la WWE.


En cuanto al resto de combates, Dean Ambrose retuvo el título Intercontinental ante Kevin Owens tras un apasionante combate Last Man Standing, en el que se usaron múltiples sillas y mesas. The New Day también siguen siendo campeones por pareja al derrotar a The Usos después de que Big E aplicara su Big Ending. Sin embargo, Kalisto volvió a alzar el cinturón de los Estados Unidos al realizar un hurricanrana sobre Alberto del Río que lo hizo chocar su cabeza contra el esquinero sin protección, y después llevó a cabo su Salida del Sol para contar tres sobre su compatriota. Por último, Becky Lynch sucumbió frente a Charlotte por el título de Divas después de recibir un spear, aunque apareció tras acabar la lucha Sasha Banks en busca de guerra.