Peter Fill se ha convertido en el primer italiano que se adjudica el Globo de Cristal como campeón de descenso de la Copa del Mundo de esquí alpino gracias a su décima plaza en la final de la Copa del Mundo disputada en Saint Moritz, y en la que se impuso el suizo Beat Feuz. Éste aventajó en 8 centésimas a Nyman, y en 54 a Erik Guay.

Fill, de 33 años, había ganado este año también el mítico descenso de Kitzbühel, pero en su historial apenas aparecían un par de triunfos en esta especialidad, acumulando 14 podios.

Dominik Paris, que era un candidato al título antes del inicio de la carrera, se recuperó de una caída en el entrenamiento del martes, pero no pudo entrar en los puntos y fue decimonoveno.