Durante la emisión de WWE Extreme Rules, Rusev venció a Kalisto para convertirse en el nuevo campeón de Estados Unidos. Rusev lleva bastantes combates lastrados ante el mexicano que con su agilidad poderosa ha podido doblegar numerosas veces al internacional.

Acompañado de Lana, el búlgaro buscó por todos los medios hacer daño al mexicano-estadounidense, quien llegó un tanto afectado por el castigo que recibió el pasado lunes a manos de este mismo rival. Rusev le repitió la dosis y con una brutal “accolade”, con la que parecía partir en dos a Kalisto, logró sacarle la rendición para destronarlo y, de paso, agenciarse el título de Estados Unidos por segunda ocasión en su carrera.

Rusev declaró que tiene la intención de convertirse en el campeón de Estados Unidos más longevo de la historia: 7 años es su meta como campeón. Recordemos que el campeón más longevo de la historia del campeonato es Lex Luger con un total de 523 días.