En los trials de la federación de Estados Unidos, en Omaha, Michael Phelps se clasificó para sus quintos Juegos Olímpicos al imponerse con comodidad en la final de los 200 metros mariposa.

Adelantó en casi un segundo a Tom Shields en el primer largo (24,95s por 25,45s) y mantuvo la ventaja durante los 150 metros restantes. Tocó la placa en 1:54:84, la sexta marca del año. El húngaro Laszlo Cseh (1:52:91), los japoneses Daiya Seto (1:54:14) y Masato Sakai (1:54:21), el sudafricano Chad le Clos (1:54:21), y el húngaro Tamas Kenderesi (1:54:79) han nadado más rápido este año en los 200 mariposa.

Tras verse obligado en 2014 a retirarse a una clínica de desintoxicación tras ser detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, solo se ha dedicado plenamente a preparar los Juegos de Río desde hace un año y medio.