Los cuartos de final del torneo de baloncesto masculino en Río de Janeiro han retirado generaciones de jugadores que han dicho adiós a su carrera deportiva en sus selecciones, al caer eliminadas. Son el caso de Argentina y Francia, y vamos a contar lo ocurrido en estos cuatros enfrentamientos eliminatorios:


España ha vapuleado a Francia (92-67) y se presenta en sus terceras semifinales olímpicas consecutivas. Demostró que pueden ganar aunque Pau Gasol (5 puntos, 8 rebotes) no tuviese su mejor día en la anotación, todos aportaron y Francia no supieron detener el acierto ofensivo de los españoles, que acabaron con un 64% de acierto en tiros de campo. Pronto cogieron distancias (15-8) y desde este punto pusieron el acelerador, pisado en el inicio por el hombre del partido Nikola Mirotic (23 puntos y 5 rebotes), que encestó 4 de 6 triples, llegando a sumar 16 puntos en el primer cuarto.

La defensa del equipo de Sergio Scariolo no dejaba muchas oportunidades a los franceses, y además dominaban la zona con un enorme Willy Hernángomez (16). Una curiosidad, los doce del equipo anotaron puntos a una Francia que se marcha dolida aún más con la despedida llorosa de Tony Parker de su selección (169 partidos internacionales y 4º máximo anotador de la historia gala), confirmada por el periodista Brian Mahoney.

Se reeditará la final olímpica de Londres 2012 y Pekín 2008, pero esta vez el encuentro será en semifinales. Estados Unidos será el rival de España, al vencer por un contundente 105-78 a Argentina. Los sudamericanos supieron atascar el rodillo de los NBA en el primer cuarto llegando a ganar por 19-9 y acabando 25-21, pero en los 30 minutos siguientes el combinado de Krzyzewski fue imparable una vez más. Parcial de 20-0 al final del primer tiempo y comienzos del segundo cuarto, y Estados Unidos ya solo pensaba en las semifinales. Kevin Durant destacó por sus 27 puntos con un 9 de 13 en tiros de campo, incluyendo 7 de 9 desde la línea de tres puntos, y además añadió 7 rebotes y 6 asistencias en apenas 28 minutos de juego.

Tras ser eliminada Argentina, Manu Ginóbili (14 puntos, 7 asistencias, 3 rebotes) y Andrés Nocioni (12 puntos, 5 rebotes) pusieron fin a una generación dorada del baloncesto en su país anunciando sus retiradas de la selección, aunque por ahora permanecen Delfino y Scola.

Ginóbili: "Estoy un poco triste porque esto me hace emocionar. Yo pensé que no lo iba a jugar este torneo. Fue un gran regalo que me tocó vivir. Cuando pasa todo esto es difícil de ponerlo en perspectiva, pero estoy muy feliz de haber vivido todo esto".

Nocioni: "Este fue mi ultimo partido. Acá no hay vuelta atrás. Di todo lo que tenía que dar por la selección. Todo. Mal o bien, yo siempre dejé todo por esta camiseta. Y este fue mi último partido con la selección argentina. Por eso fue un placer jugar con Manu, Luis, Carlos y todos los chicos nuevos. Pero esto se tiene que terminar. No le hace bien a nadie que nosotros sigamos, y mi puesto está muy bien cubierto por el Pato Garino".

En el otro lado del cuadro, la selección de Australia fue la primera semifinalista tras derrotar 90-64, arrasó a Lituania que se olvidan de las medallas. El conjunto de Andrej Lemanis llevó siempre la iniciativa en el encuentro, y su jugador más destacado fue el base Patrick Mills, con 24 puntos, bien secundado por Dellavedova (15). Aron Baynes (16 puntos, 5 rebotes, +21) se hizo cargo de las misiones ofensivas en el tercer cuarto y los Boomers anotaron 11 puntos obra suya en un parcial de 7-43. Alcanzarán las semifinales los oceánicos por primera vez en 16 años, desde Sidney 2000 donde perdieron el bronce.

Y la última selección en clasificarse para semifinales, quienes se enfrentarán a Australia, fue Serbia, que se alzó con el triunfo agónico ante la debutante Croacia por 86-83. Se decidió en los últimos minutos tras estar constantemente cerca del marcador ambos equipos. Se vivió un duelo "Bogdanovic", pues Bojan Bogdanovic (28) impulsó a los croatas a ir por delante al descanso (38-32), pero en la reanudación los serbios mejoraron su nivel defensivo y apareció Bogdan Bogdanovic (18) en el tercer cuarto para poner a su equipo por arriba 66-52. Croacia apretó las cosas acercándose con un triple de Hezonja a 4 minutos (71-74), y acto seguido comenzó el baile de las faltas. Finalmente, Serbia supo aguantar su ventaja para ganar.