España disputará el encuentro por el quinto y sexto puesto ante Australia tras superar con autoridad a China por 11 a 6. Sus rivales por esa plaza vencieron a Brasil por 11 a 4. Este partido entre España y Australia es una reedición de la final del Campeonato del Mundo de Barcelona 2013 en el que nuestras “Guerreras del Agua” lograron el título mundial tras vencer 8 a 6.

            Por otro lado, la gran final de los Juegos enfrentará a Estados Unidos e Italia. Las estadounidenses vencieron a Hungría por 14-10 mientras que Italia vencía a Rusia en la otra semifinal por 12-9. El último precedente importante entre estos dos equipos fue en el Mundial de Kazan 2015, cuando en la fase de grupos Italia sorprendía a Estados Unidos y le vencía por 10-9. Ese último mundial finalizó con el triunfo de Estados Unidos y la tercera posición de Italia.

            El primer cuarto del partido entre España y China estuvo marcado por las superioridades numéricas, puesto que todos los goles se anotaron en esta situación. La primera en marcar fue la española Roser Tarragó, aunque China le dio la vuelta al marcador por mediación de Cong Zhang y Zihan Zhao, empatando a continuación Laura López. Con el 2 a 2 terminó el primer periodo porque las españolas se toparon con el palo y las chinas con las guardameta española Laura Ester.


            Fue en el segundo cuarto cuando España empezó a fraguar su victoria con un resultado parcial de 2-0 merced a los goles anotados por Anni Espar, ambos en también en superioridad. La diferencia pudo haber sido mayor, pero la portera china Jun Yang estuvo bastante acertada, deteniéndole un penalty a  Roser Tarragó y un par de lanzamiento a Laura López y Bea Ortiz. El resultado al descanso era favorable a España por 4-2.

            Laura Ester se convirtió en un auténtico muro para las lanzadoras chinas en el tercer cuarto, deteniendo hasta cinco lanzamientos de sus rivales. Maica García comenzó anotando en la segunda parte, contrarrestada por un gran tiro de Huanhuan Ma. España tomaba una ventaja de cuatro goles con los tantos anotados por Pili Peña en contraataque y posteriormente por Judith Forca. Jing Zhang recortaba distancias de penalty, pero Maica García volvía a marcar y situaba el 8-4 para España al finalizar el tercer periodo.


            El combinado chino buscaba recortar diferencias pero Laura Ester no estaba por la labor y le detenía un penalty a Zihan Zhao al comienzo del último periodo. China si aprovechó posteriormente una superioridad con el tanto de Guannan Niu, al que contestó inmediatamente Laura López en otra situación de jugador de más. Laura seguía a lo suyo, deteniendo lanzamientos de las jugadoras chinas, aunque ya no pudo detener el de Huanhuan Ma que ponía el 9-6 en el marcador. La defensa española se mantuvo muy firme y los goles en los últimos minutos de Judith Forca y Laura López en superioridad dejaban el resultado final en un claro 11-6 favorable a España.

            Buen partido de nuestras chicas que supieron sobreponerse al duro palo que supuso su eliminación en cuartos ante Rusia demostrándose a si mismas lo grandes que son, y que luchará con toda la ilusión por alcanzar la quinta plaza en estos Juegos Olímpicos.


            El otro partido por la disputa del quinto al octavo puesto que disputaron Australia y Brasil no tuvo demasiada historia, puesto que el equipo brasileño solo pudo aguantar hasta mediado el segundo cuarto. A partir de ahí Australia mostró su mejor juego y al descanso llegaba claramente por delante (5-2). Esta diferencia se fue ampliando hasta llegar al resultado final de 11-4 para Australia, en las que destacaron Zoe Arancini y Ash Southern, ambas con tres goles anotados.


Las semifinales se desarrollaron de la siguiente forma:

RUSIA – 9 –  ITALIA – 12 –

            La primera de las semifinales enfrentó a Italia con las verdugas de nuestra selección, Rusia. El inicio del partido fue frenético, y las rusas comenzaron muy acertadas, anotando dos goles por mediación de Ivanova y Gorbunova, reaccionando Italia igualando el marcador en menos de un minuto con dos goles de Arianna Garibotti. Tras este inicio tan acertado en ataque fueron las porteras de ambos equipos, Anna Karnaukh y Giulia Gorlero, las que aparecieron para detener todos los balones que se acercaban a su portería. De esta manera el primer cuarto finalizaba con empate a 2.

            Al comienzo del segundo cuarto, Chiara Tabani en superioridad y Roberta Bianconi de penalty completaban un parcial de 4-0 para Italia que le daba una ventaja de dos tantos, la cual era neutralizada a continuación por Lisunova y Glyzina que devolvían la igualdad al luminoso. Las jugadoras italianas habían demostrado que poseen un gran grupo de lanzadoras exteriores, lo que corroboraron Arianna Garibotti y Federica Radicchi son sendos tiros lejanos que otorgaban a Italia una ventaja al descanso de dos goles, 4-6.


            Rusia estaba negada en ataque y Garibotti parecía tocada por los dioses, anotando su cuarto tanto personal al comienzo del tercer periodo, que unido a otro golazo desde la distancia de Tania Di Mario colocaban a Italia cuatro arriba, lo que provocó el cambio en la portería de Rusia saliendo Anna Ustyukhina en lugar de su tocaya Karnaukh., un acierto, puesto que con dos paradas conseguía que no se ampliase la diferencia y se llegase al final del tercer periodo con 8 a 4 a favor de Italia.

            Lisunova recortaba en superioridad la diferencia, aunque Tabani con otro gran lanzamiento se encargaba de restaurarla. Las rusas lucharon por igualar el partido y se pusieron a dos goles de diferencia con los tantos de Ivanova y Prokofyeva en superioridad (7-9). Arianna Garibotti lograba su quinto tanto en una superioridad que devolvía la ventaja de 3 a Italia, nuevamente recortada con una superioridad aprovechada por Grineva. Un penalty a falta de 1:41 anotado por Bianconi, una parada de Gorlero en el siguiente ataque ruso y otro gran gol de Elisa Queirolo sentenciaban el partido. De nada sirvió el postrero gol de Evgeniia Soboleva, únicamente para dejar el resultado final de 9-12 para Italia, que se clasificaba para la gran final olímpica.


HUNGRÍA – 10 –  ESTADOS UNIDOS – 14 –

            La segunda semifinal enfrentó a Hungría con Estados Unidos. En el primer cuarto hubo ”intercambio de golpes” entre ambas selecciones. Al primer gol de Estados Unidos anotado por Makenzie Fisher en superioridad llegaba la respuesta húngara de la mano de Krisztina Garda y Hanna Kisteleki en superioridad, para volver las estadounidenses a la carga con los goles de Melissa Seidemann y Maggie Steffens. Con 2-3 para Estados Unidos se llegaba al final del primer cuarto.

            Rachel Fattal anotaba el cuarto de Estados Unidos al comenzar el segundo periodo, que unido a los dos tantos de sus compañeras en el primer cuarto hacían que el parcial favorable a ellas fuese de 3-0. Barbara Bujka reducía la diferencia, pero un nuevo parcial de 3-0 gracias a los goles de Courtney Mathewson y dos de Madeline Musselman, ambos en superioridad, rompían el partido y colocaban el marcador en 3-7 a favor de las estadounidenses. Nuevamente Bujka se encargaba de cortar la racha, pero la brecha estaba hecha y Kaleigh Gilchrist devolvía los cuatro goles de ventaja. Una superioridad aprovechada por Hanna Kisteleki colocaba el 5-8, resultado con el que se llegaba al descanso.


            Rita Keszthelyi dejaba en dos la diferencia tras el descanso, aunque fue un espejismo. Otros dos tantos demostrando su calidad de Maggie Steffens y Kiley Neushul desde la zona central colocaban nuevamente los cuatro goles de diferencia, ampliada por otro tanto de Steffens. Keszthelyi y Kami Craig anotaban para cada equipo en superioridad, y el cuarto terminaba con un gol, también en superioridad de Kisteleki, por lo que el tercer periodo terminaba con la ventaja estadounidense de 8-12.

            Los ataques rápidos de las húngaras se topaban con el palo o con Ashleigh Johnson, y fue Neushul quien puso cinco de ventaja para Estados Unidos. Dora Czigany anotaba para Hungría pero nuevamente Maggie Steffens con su cuarto gol personal sentenciaba el partido a falta de 1:57 para acabar el partido. El tanto en superioridad de Keszthelyi a 14 segundos del final cerró el encuentro, que terminó con la victoria de Estados Unidos por 10 a 14.



Ignacio Ortiz

@00CAFETERO