Con el oro en la final de Plataforma individual femenino obtenido por Qian Ren y la plata de Yajie Si, las saltadoras chinas consiguen lo máximo a lo que podían aspirar en estos Juegos Olímpicos: Cuatro oros y dos platas, un hecho sin precedentes en la historia de esta competición, además de ser los terceros Juegos consecutivos en los que consiguen los cuatro oros. El bronce en esta última prueba femenina fue para la canadiense Meaghan Benfeito.

            Qian Ren, que ya fue medallista de plata en el mundial de Kazan el año pasado con solo catorce años, se ha convertido en la primera deportista nacida en el tercer milenio (20 de febrero de 2001) en conseguir una medalla olímpica, y además ha sido la de oro. Es la tercera saltadora mas joven de la historia en conseguir el oro olímpico.


            Una auténtica escabechina se produjo en la fase preliminar del concurso de Saltos de Plataforma de 10 metros individual femenino disputada en el Centro Acuático Maria Lenk el miércoles 17 de agosto. De las 28 participantes, se quedaron fuera de las 18 que se clasificaron para semifinales saltadoras del nivel de la rusa Yulia Timoshinina (28ª) que fue oro europeo en Plataforma sincronizada en 2014, la húngara Villo Kormos (27ª) doble medallista de bronce europeo en Plataforma sincronizada en 2014 y 2016, la italiana Noemí Batki (26ª) campeona de Europa en 2011 además de tres platas y un bronce, la norcoreana Kuk Hyang Kim (25ª) vigente campeona del mundo en Kazan 2015 y una de las grandes favoritas al oro en Rio, la británica Sarah Barrow (23ª) campeona de Europa en 2014, la alemana Maria Kurjo (21ª) campeona de Europa en Plataforma sincronizada 2016 y dos bronces europeos en individual, la mexicana Alejandra Orozco (20ª) plata olímpica en Plataforma sincronizada en Londres 2012 y la francesa Laura Marino (19ª) quinta en el último europeo de Londres y novena en el mundial de Kazan…, todas ellas con claras expectativas de meterse en la final. Esto da prueba de la dificultad y la competencia que hay en esta especialidad.

            La mejor en los saltos preliminares fue la china Yajie Si con 397,45 puntos, aventajando a su compatriota Qian Ren en 11,65 puntos. La tercera mejor puntuación fue para la estadounidense Jessica Parratto, aunque a 50,65 puntos de Yajie Si. Cuarta se situó la australiana Wu y quinta la británica Couch.

            La semifinal se disputó en la mañana del jueves 18, y nuevamente se produjeron algunas eliminaciones importantes, especialmente la de la ucraniana Yulia Prokopchuk, cinco veces campeona europea de esta especialidad entre 2006 y 2016, aparte de un bronce en el mundial de Barcelona 2013, que solo pudo ser decimocuarta quedándose a 7,80 puntos de clasificarse para la final. También cayó en esta ronda su compatriota Ganna Krasnoshlyk. La mejor en esta semifinal volvió a ser Yajie Si, campeona mundial en Barcelona 2013 y cuarta en Kazan, sumando un total de 389,30 puntos. Segunda se situó Jessica Parratto a 22,30 puntos y tercera la otra china, Qian Ren, a 26,90 de su compatriota.


            La gran final olímpica, disputada esa misma tarde, fue abierta por la veterana mexicana Paola Espinosa, plata olímpica en Londres 2012 y bronce en Pekín 2008 en Plataforma sincronizada, aunque su salto inicial de 66,00 no fue bueno y la acabó relegando a la undécima posición. Quien “sorprendentemente” cogió la cabeza tras la primera ronda de saltos fue la canadiense Meaghan Benfeito, que había quedado novena en las semifinales pero que con un muy buen salto de 81,60 se colocaba en primera posición con 0,60 de ventaja sobre Jessica Parratto y Yajie Si, que igualaban en segunda posición, quedando cuarta Qian Ren a 3,60 puntos de Benfeito.

            La “sorpresa” del liderato de Meaghan Benfeito era muy relativa, puesto que esta saltadora ya había sido subcampeona mundial de sincronizados en Barcelona 2013 y Kazan 2015 además de bronce en Montreal 2005, y a ello hay que añadirle el bronce olímpico en la Plataforma sincronizada en Londres 2012 y en estos mismos Juegos de Rio 2016, todas esas medallas junto a su compañera Roseline Filion, que también estaba en la final.


            En la segunda ronda las grandes favoritas cogían la cabeza, situándose primera Yajie Si superando en 4,60 puntos a Qian Ren, siendo tercera Parratto a 7,20. Tras el trío de cabeza se colocaban las dos canadienses, Benfeito y Filion, por delante de la malasia Nur Dhabitah Sabri.

            De “clave” se podría calificar lo que pasó en la tercera ronda de saltos, puesto que Qian Ren cogía el liderato de la competición tras realizar el mejor salto de toda la final con 94,05 puntos, y se ponía con 3,05 por delante de su compatriota. Desastroso fue el salto de Jessica Parratto, que fallaba en su salto y perdía todas sus opciones de medalla al sumar únicamente 44,80, el peor salto de la noche, lo que la llevaba al octavo puesto. Por detrás de las chinas seguían las canadienses, subiendo hasta el quinto puesto Paola Espinosa, que había reaccionado tras su mal inicio.

            La diferencia de Qian Ren en el liderato era ampliada en la cuarta ronda, donde con otro magnífico salto sumaba 91,20 y se aprovechaba del salto “normalito” de Yajie Si, que solo sumaba 79,20, lo que le daba una ventaja de quince puntos con un único salto por delante. La lucha por el bronce se apretaba entre Benfeito y Espinosa, a las que tras esta ronda separaban 10,50 puntos, mientras que de esta lucha se descolgaba Filion que realizaba un mal salto de 47,85 que la relegaba a la sexta plata, viéndose adelantada por la australiana Melissa Wu. También se despedía definitivamente Parratto, que volvía a fallar y bajaba a la undécima posición.


            La última ronda la volvía a abrir Espinosa en su lucha por el bronce, pero su salto de 72,00 (377,10 en total) no metía demasiada presión a Benfeito, que si no fallaba tenía muy cerca la medalla, y de hecho así fue porque con un salto de 73,20 se situaba por delante de la mexicana con 389,20 y ya solo tenía opciones de alcanzarla Melissa Wu. El salto de la australiana no fue bueno y se quedó en la misma posición que ocupaba, la quinta, con 368,30 como puntuación final, por lo que la medalla de bronce era para Meaghan Benfeito y la cuarta plaza para Paola Espinosa.

            En la definitiva lucha por el oro entre las dos chinas, primero le correspondía saltar a Qian Ren, que con un nuevo salto de 91,20, exactamente lo mismo que su anterior salto, sumaba 439,25 puntos, lo que le ponía casi imposible a su compatriota optar a la victoria. En su último salto Yajie Si hizo 86,40 con lo que totalizaba 419,40, teniéndose que conformar con la medalla de plata a 19,85 puntos del oro de Qian Ren.


            En sexta posición terminó la segunda canadiense, Roseline Filion, con 367,95 mientras que séptima terminó la norcoreana Un Hyang Kim, medallista de bronce de sincronizados en Kazan, que remontaba en los dos últimos saltos desde la décima posición y totalizaba 357,90. El último diploma olímpico se lo llevó la japonesa Minami Itahashi que sumaba 356,60.

            En novena posición quedó la malasia Nur Dhabitah Sabri con 338,00 superando los 334,60 que sumaba finalmente Jessica Parratto, hundida en la clasificación tras sus dos fallos. Undécima quedó la otra malasia, Pandelela Rinong Pamg, bronce olímpico en Londres 2012, bronce mundial en Kazan 2015 y plata olímpica en sincronizados hace unos días, que se resintió de problemas físicos y solo pudo hacer 330,45 puntos. La última posición de esta final la ocupó la británica Tonia Couch con 323,70 sin entrar en ningún momento en la lucha.

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO