Liliana Fernández y Elsa Baquerizo se colgaron la medalla de plata en el Grand Slam de Long Beach, penúltimo torneo del circuito mundial de voley playa y al que acudían buscando su clasificación para el torneo final, tras perder en la final con las estadounidenses Kerri Walsh Jennings y April Ross.



Liliana y Elsa no pudieron poner el broche dorado a su magnífico torneo ante el poderío de sus oponentes, que ganaron la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río, y cayeron en la final por un doble 21-16. Las españolas, que disputaron su décima final en el circuito, nunca habían podido derrotar a sus rivales y en su cuarto enfrentamiento volvieron a ceder ante las estadounidenses, que lograron de este modo su undécimo título en el circuito mundial.

En el cuadro masculino salieron victoriosos los brasileños Pedro y Evandro que se reivindicaron tras el mal torneo olímpico que efectuaron en Río. Derrotaron a los estadounidenses Phil Dalhausser y Nicholas Lucena y ganaron el Grand Slam de Long Beach (21-19, 17-21, 15-9).