Por quintos Juegos Paralímpicos de manera consecutiva, toda una leyenda del atletismo como es David Casinos, ha vuelto a subirse al podio, en esta ocasión al tercer peldaño en la prueba de lanzamiento de disco F11

Con 38,58 metros en su tercer intento, que además es marca personal de la temporada, le ha valido para seguir alargando su inmaculada historia deportiva con una nueva medalla de bronce. Ésta se suma se suma a los 4 oros conseguidos en Sidney, Atenas, Pekín y Londres. No pudo ser el ‘repóker’ dorado, pues el brasileño Alessandro Rodrigo Silva y el italiano Oney Tapia lo pusieron difícil. 


En el resto de participación española en atletismo en la jornada quinta de ayer, buena actuación también en su primera presencia paralímpica de Sara Andrés Barrio. En unos 400 metros donde se ha volado, una valiente corredora madrileña desde el inicio, finalizó con una meritoria quinta posición que le otorgó un diploma. La atleta ilicitana ha marcado un tiempo de 1:05.64. Empezó la prueba muy fuerte y en la primera recta hasta llegar a la curva marchaba tercera y todo apuntaba a medalla, pero con los últimos 200 metros le adelantaron varias corredoras para terminar la prueba en sexto lugar, y tras la descalificación de la italiana Giuseppina Versace, su posición final es quinta.

En la prueba de relevo 400×100 metros, los españoles han sido descalificados y no han podido participar en el desarrollo de la misma. El cuarteto formado por Martín Parejo, Gerard Descarrega, Xavier Porras y Joan Munar ha quedado en tercera posición de la serie, por detrás de los cuartetos chinos y namibianos.

La descalificación se produjo después de que Enrique Martín, guía de Xavi Porras, cayera al suelo en el entrega del segundo relevo.

Lia Beel no consiguió pasar a las semifinales de 200 metros T11 al quedar 4ª en su serie con un tiempo de 29.65 segundos. Junto con su guía David Alonso Gutiérrez, la atleta burgalesa ha llegado muy lejos de la brasileña Terezinha Guilhermina que fue la clasificada para la siguiente fase.