España ha saldado su último partido de la fase de grupos de la prueba de baloncesto en silla de ruedas con una victoria ante Holanda por 48-66, dejando claro que ha venido a los Juegos de Río con aspiraciones a medalla. De este modo, la selección española ha cumplido su objetivo de asegurarse en cuartos de final un cruce más asequible siendo primera del Grupo A, ya que aunque empatada con Australia y Turquía a 9 puntos, España tiene mejor "basket average".


El partido ante el combinado holandés se decidió en la primera parte ya que los jugadores de José Artacho se llevaron ambos parciales por 12-24 y 9-23 (21-47, al descanso). Se relajaron los españoles en la reanudación y los últimos periodos estuvieron dominados en el marcador por los holandeses (9-8 y 18-11), pero no fue suficiente para recortar la distancia que pusieron los españoles.


Por parte del combinado español, de nuevo fue Alejandro Zarzuela el máximo anotador con 19 puntos; mientras que, por parte de Holanda, Mustafa Korkmaz hizo lo propio con 13. Pero España sigue teniendo un punto negro: el porcentaje desde la línea de tres, donde han tenido un 27% con 3/11.

Así, España pasa a cuartos donde se enfrentará a Alemania, y, en semifinales, el rival saldrá de un duelo entre Gran Bretaña y Australia.