La española Carolina Marín, no pudo acceder a la final del SuperSeries de Dinamarca, tras caer en tres sets (21-15/19-21/21-18) ante la japonesa Akane Yamaguchi, que posteriormente se hizo con el título en la ciudad de Odense. La nipona remontó y superó a Tai Tzu-ying (China Taipei) por 19-21, 21-14 y 21-12.

En la semifinal, Carolina, pese a mostrarse notablemente disminuida físicamente, siguió compitiendo en busca de un triunfo que no acabó por llegar en el set definitivo tras dos mangas equilibradas, consumándose una derrota en semifinales en su debut tras proclamarse campeona olímpica.

El thailandés Tanongsak Saensomboonsuk se estrenó de la mejor manera posible en una final de Superseries consiguiendo el triunfo por 21-13, 23-21 ante el surcoreano Son Wan-ho.

En los dobles masculino, los los malasios Goh V Shem y Tan Wee Kiong también tuvieron que remontar ante los thailandeses Bodin Issara y Nipitphon Puangpuapech para hacerse con la victoria final (21-14, 20-22, 19-21).

Por el cuadro de dobles femenino, las japonesas Misaki Matsutomo y Ayaka Takahasi se hicieron con el triunfo ante las surcoreanas Jung Kyung-eun y Shin Seung-chan que no pudieron tomarse la revancha de las semifinales de Río donde las niponas las eliminaron. Las campeonas olímpicas vencieron por 19-21, 21-11 y 21-16.

Para terminar, los dobles mixtos tuvieron como campeones a los anfitriones Joachim Fischer Nielsen y Christinna Pedersen, quienes doblegaron a los chinos Zheng Siwei, Chen Qingchen por 21-16 y 22-20.