Las Minnesota Lynx repetirán final de la WNBA tras no dar opciones en las semifinales a las Phoenix Mercury de Marta Xargay, ganando la serie 3-0 con el tercer punto definitivo conseguido fuera de casa (82-67). De esta forma, Anna Cruz tendrá la oportunidad de conquistar su segundo campeonato y situarse a uno solo de Amaya Valdemoro (1998, 1999 y 2000 con Houston Comets). 


Como ya pasó en los dos partidos anteriores, la figura de Maya Moore fue clave para la victoria de la franquicia de Minnesota, que tendrá como rival en las Finales a Los Angeles Sparks o Chicago Sky (las de Illinois forzaron un partido más al triunfar en el tercer encuentro por 66-70). La exjugadora del Ros Casares logró 20 puntos y finalizó la serie con una media de 25'6. Mientras, Anna Cruz estuvo sobre la cancha 10 minutos, con 2 asistencias.
Minnesota tratará de revalidar el título, el que sería su cuarto anillo de la historia. Para ello se llevaron el primer encuentro por 113-95, el segundo por 96-86 y este tercero por 82-67.