Jan Frodeno volvió a ser imbatible e hizo valer su condición de gran favorito para la victoria en el Campeonato de Mundo de Ironman de Hawaii. El alemán revalidó el título y su compatriota Sebastian Kienle, ganador en 2014, trató de plantarle cara en el primer tercio de la maratón final pero no estuvo a la altura. 



El ritmo de Frodeno le valió para ganar holgado pero no para batir el récord de la prueba (8:06:37). Por su parte, un soprendente Patrick Lange completó el podio alemán batiendo el récord de los 42,2 kilómetros a pie de la prueba isleña (2:39:45), mientras que el gallego Iván Raña volvía a completar un fabuloso parcial de carrera que le llevo a remontar de la 23ª a la 9ª posición. Eneko Llanos pagó caro su esfuerzo sobre la bici y finalizó 27º.

En la prueba femenina, Daniela Ryf también revalido título mundial. La suiza machacó a sus rivales sobre la bicicleta y se bajó a correr con la carrera en el bolsillo y la posibilidad de regular esfuerzos, aventajando en más de 20 minutos a sus rivales. Ella sí batió el récord de la prueba en categoría femenina con 8:46:46.

Segunda fue la doble ganadora en 2013 y 2014, Mirinda Carfrae, que acabó haciendo perder la cuenta a todo el mundo de las triatletas a las que adelantó en el sector de carrera a pie, y tercera, Heather Jackson. Las españolas Saleta Castro y Gurutze Frades, debutantes en Kona, acabaron respectivamente en los puestos 32ª y 33ª.