El Atlètic Barceloneta ha levantado el primer trofeo del curso tras imponerse en la final de la Supercopa de España al CN Sabadell por 12-5 (3-0, 1-2, 3-0 y 5-3) en un partido con poca historia. De esta forma, el Barceloneta revalida el título de supercampeón y ya suma 12, líder indiscutible de esta competición (3 Supercopas cuenta el CN Sabadell y 1 el CN Sant Andreu).
Los de Chus Martín encarrilaron muy pronto la final, con un parcial 3-0 en el primer cuarto, con dos goles de Alberto Munárriz y otro del eslovaco Martín Famera. Pese a que el técnico de los vallesanos Chava Gómez intentó insuflar carácter a los suyos, el Sabadell no reaccionó hasta el segundo cuarto, cuando ajustó más la defensa y recortó distancias con un tanto de Borja Fenoy y otro de Óscar Carrillo, que con cuatro goles fue el máximo goleador del partido.

Sin embargo, el plan de la remontada del Sabadell se vino abajo cuando a 31 segundos del descanso, Alberto Munárriz, uno de los mejores del partido, anotó su tercer gol para decantar el partido (2-4). 

Fue un encuentro sin mucha continuidad de juego y muchos errores. El Sabadell aprovechó 4 de las 15 superioridades que tuvo y el Barceloneta 2/13. Además, la balanza se decantó a favor de los de Chus Martín por la calidad de sus individualidades, como los hermanos serbios Rasovic o Blai Mallarach, que anotó dos de los tres goles de su equipo en el tercer cuarto para decidir el partido (2-7).

En el cuarto final, Strahinja Rasovic puso el 2-8 con una gran vaselina y el eslovaco Famera el 2-9. Recortó Carrillo en dos acciones de superioridad hasta el 4-9, pero Famera y Viktor Rasovic, en dos ocasiones, dejaron el tanteador en 4-12. Carrillo cerró el partido aprovechando una nueva acción en superioridad (5-12).