Por segundo año consecutivo, Sandra Sánchez se ha proclamado vencedora de la Liga Mundial de Karate tras superar en puntos a su inmediata seguidora, la japonesa Emiri Iwamoto. Se ha vuelto a proclamar campeona en 2016 con tres oros (los conseguidos en las Premier de Egipto, Dubai y Turquía) y una plata (en Marruecos).

Iwamoto, que ha caído en primera ronda en la Premier League de Okinawa, la última prueba de la Liga Mundial, ha cedido el primer puesto de la clasificación a la karateca española, que ha vuelto a ser la reina indiscutible del Circuito.