El Unicaja Almería, llegando como campeón de liga y Copa. sucumbió ante el subcampeón de la temporada pasada, el CV Teruel, en la Supercopa de voleibol masculina por un apretado 3-2 (25-15, 25-23, 23-25, 20-25 y 17-15). Así, los de Aragón destronan al último campeón de este trofeo y consiguen su quinto entorchado de la historia. Una Supercopa que llevan desde 2008 repartiéndose entre ambos equipos.


Comenzó dominando el CV Teruel 25-15 y 25-23. Los bicampeones, que solo habían cedido un set en ocho partidos de Superliga, sufrieron dos en contra de golpe, para comenzar la final. Reaccionaron entonces, cuando el título se alejaba. En el final del segundo set comenzó la remontada del Unicaja Almería, que no logró cambiar el resultado en ese set pero sí lo hizo en el siguiente: 23-25.

La afición local comenzó a temer lo peor. El gran inicio de los suyos se diluía y vieron cómo una final que se había puesto 2-0 a favor se igualaba a dos, con un 20-25 en el cuarto set. Solo quedaba uno. Tomó ventaja el Unicaja Almería, igualó el CV Teruel y llegaron igualados hasta el final, hasta que el CV Teruel tuvo su primer punto de partido. Pero fue a la segunda la vencida, 17-15.