En el programa de RAW en el que The Undertaker regresaba y se confirmaba su presencia en Royal Rumble, Chris Jericho acabó con el reinado de Roman Reigns y se coronó como campeón de los Estados Unidos por primera vez en su amplia y larga carrera. Es el octavo campeonato individual que logra en la compañía y Roman Reigns cierra un reinado de 106 días.

Roman Reigns perdió el título de campeón en el Smoothie King Center de New Orleans en un combate en desventaja frente a Jericho y Chis Owens.

El inicio fue demasiado convulsionado, a tal punto que Reigns intentó encerrar a Jericho en una jaula. Pero no fue posible y el árbitro arrancó la pelea. El "Samoano" empezó verdaderamente mal, pero con el pasar de los minutos pudo reponerse al handicap.

Sin embargo, Roman Reigns finalmente cedió ante el famoso "Codebreaker" por parte de la dupla canadiense.