Milicia Astur consiguió en diciembre su segundo título consecutivo de la Asturbowl al imponerse a Gijón Mariners por un ajustado 33-24 en la gran final disputada en el Pabellón La Tejerona, de Gijón. Durante la temporada regular Mariners y Milicia se habían enfrentado en tres ocasiones con un balance de dos victorias para Milicia y una para Mariners.

Con este título Milicia Astur encadena una racha triunfal con dos Asturbowl consecutivas y una Spanish Flag Bowl y sin duda serán uno de los favoritos para alzarse con el título nacional. FUENTE



Por otro lado, en este fin de semana se disputaba la Asutrbowl femenina. La final de la Liga Asturiana de Flag football enfrentaba un año más a las Foxes 82, quienes terminaron la temporada regular con 10 victorias y ninguna derrota, y las Amor Propio Mariners Girls, que tan sólo perdieron contra las Foxes en sus enfrentamiento previos.

El partido comenzaba dominado por las defensas de ambos equipos, hasta que las Foxes conseguían encadenar tres ataques seguidos terminados con anotación. En el primero de ellos Michelle Minelli conectaba con Rocío Fuente, mientras que en los otros dos era esta la que lanzaba para que anotasen Alba Holgado e Isabel Alegría. Las Mariners respondían con una anotación para recortar distancias cuando Alejandra del Amor conectó con Rosalía Cuetos. No hubo más anotaciones hasta el descanso, al que se llegaba con un marcador de 20-6 favorable a las Foxes 82.

La segunda parte fue completamente opuesta a la primera. Los ataques dominaron sobre las defensas, ya que todas las series terminaron en anotación. Con el intercambio de anotaciones, 3 por cada equipo, se llegaban a los dos minutos finales con un tanteo de 31-26 para las Foxes, quienes tenían la posesión. Plantearon un ataque a base de carreras y pases para conseguir agotar el reloj, pero cuando ya estaban cerca de la anotación, una jugada de engaño de doble pase, permitía a Emma García pasar hacia la endzone donde Alba Holgado recibía para sentenciar el partido, cuando restaban en el crono 11 segundos. Las jugadoras de Daniel Castañón no bajaron los brazos e intentaron sacar partido a los pocos segundos de partido que restaban, pero no fueron suficientes, y se quedaban sin una última anotación. FUENTE