La jugadora catalana de baloncesto Laia Palau, medalla de plata en los Juegos de Río con la selección española y base del USK Praga, dirá definitivamente adiós a la alta competición después de la fase final de la Euroliga, a mediados de abril, a Ekaterinburg, y el Eurobasket del verano en tierra checa.

La barcelonesa ha conseguido dos metales en mundiales (bronce en 2010 y plata en 2014), seis en Europeos (4 bronces, una plata y un oro), un bronce en los Juegos del Mediterráneo (2001) y dos Euroligas de clubes, una con el Ros Casares Valencia en 2012 y otra hace dos temporadas con el Praga.