El británico Lewis Hamilton del equipo Mercedes fue el vencedor del Gran Premio de China de Fórmula 1 que se disputó en el circuito de Shanghai, mientras que el piloto alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull), ocuparon la segunda y tercera posición respectivamente. El joven holandés salió 16º y protagonizó una espectacular remontada para alcanzar el podio.

Con este triunfo, el inglés logró la victoria número 54 y tomó la revancha sobre su rival, quien se llevó el Gran Premio de Australia, el primero de la temporada.

En esta carrera, el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) acabó en el cuarto lugar superando a los finlandeses Kimi Räikkönen (Ferrari) y Valtteri Bottas (Mercedes), mientras que el español Carlos Sainz Jr. (Toro Rosso) entró en la séptima posición. Su compatriota Fernando Alonso (McLaren) se vio obligado a abandonar por problemas técnicos.