El FC Barcelona ha conquistado, por quinta vez en su historia, la Copa de la Reina, al vencer por 4-1 al Atlético de Madrid, en un partido disputado en la Ciudad del fútbol de Las Rozas. Las blaugranas llevaban desde 2014, sin hacerse con este título. El mismo tiempo que hacía que no ganaba a las rojiblancas.

La final fue una reedición de la final del año pasado, donde las rojiblancas se impusieron por 3-2. La mayoría del público estaba del lado colchonero, pero esto no pareció importar a las culés que manejaron el choque por completo. 


La despedida de Xavi Llorens como entrenador blaugrana, tras once años, sirvió de acicate a sus jugadoras para firmar un grandísimo encuentro. Las cuatro jugadoras de ataque de las blaugranas: Jenny Hermoso, Vicky Losada, Mariona y Alexia volvieron loca a la defensa de las rojiblancas y solamente la gran actuación de Lola Gallardo impidió que se abriera antes el marcador.

A través de la eficacia de Jennifer Hermoso (doblete), elegida la mejora jugadora del torneo, el equipo azulgrana ha ido minando la resistencia del Atlético, el actual campeón de Liga. 

Y eso que el partido empezó de mala manera porque el mejor juego azulgrana no hallaba la recompensa del gol. Un penalti errado por el Atlético abrió el camino al Barcelona. Alexia Putella y Aitana Bonmatí fueron las autoras de los demás tantos.

Se va Llorens con ocho títulos, dejando, además, le mejor herencia posible: la visibilidad del fútbol femenino, capaz, además, de llevar miles de personas al Mini Estadi. Ese es el legado, más allá de los títulos (cuatro Ligas y cuatro Copas de la Reina).

WIKIPEDIA