Los Penguins no fallaron en su feudo y se impusieron 4-1 a unos Pedrators de capa caída en estos dos primeros choques en la carrera por el título de la NHL 2016/2017. Ahora la serie se traslada a Tennessee.

Los Predators tuvieron que sufrir el oportunismo de Jake Guentzel. El rookie de la Universidad de Nebraska abrió el marcador para los Penguins en el primer periodo y en el tercero les puso en ventaja. Son 12 goles ya en playoffs para él, casi tantos como en toda la temporada regular, y la sensación de que es el jugador más determinante de esta Stanley Cup. Además, Guentzel añadió una nueva hazaña a su palmarés: su segundo gol fue el más precoz de un periodo en un partido de playoffs para los Penguins.

Así las cosas, los Predators no estuvieron en condiciones de pelear por el partido. El inicio fulgurante del tercer cuarto por parte de los Penguins, con el gol de Guentzel y otros dos de Wilson y Malkin en poco más de tres minutos, les mandó a la lona. Pero no olvidemos que han llegado hasta aquí siendo el último equipo de la Conferencia Oeste en meterse en playoffs. FUENTE