Jelena Ostapenko conquistó el abierto de Roland Garros, al superar en la final a la rumana Simona Halep por 4-6, 6-4 y 6-3. Ostapenko, de 20 años y ubicada en el puesto 47 de la WTA, necesitó sólo dos horas para “despachar” a Halep (4) y se coronó en París. 

La letona, muy rápida y agresiva, mostró mucho carácter para revertir un partido que pintaba muy complicado. Remontó un partido que al principio estuvo muy igualado pero su desparpajo en el segundo set hizo forzar una tercera manga que bordó como una campeona, y eso a pesar de que cometió 54 errores no forzados. Sin embargo, arriesgó mucho más que la rumana con 54 golpes ganadores y una derecha imponente.

Es la primera vez que una jugadora que no es cabeza de lista levanta el trofeo en el torneo parisino desde 1933 con la victoria entonces de la británica Margaret Scriven.

WIKIPEDIA