Lewis Hamilton se dio un verdadero y plácido desfile en el circuito de Silverstone, para alcanzar su cuarta victoria en el mundial y, de paso, marcharse a un solo punto del liderato de Sebastian Vettel, al que un pinchazo, a falta de dos vueltas, le dejó en la séptima plaza. 

El alemán, al que le faltó filo en algunas acciones con Max Verstappen al inicio de la prueba, se tuvo que conformar con el séptimo puesto, que deja en raquítica su renta para defender en las 10 carreras que faltan por disputarse en esta temporada. Valtteri Bottas, que arrancó noveno, acabó por darle la puntilla a falta de 8 giros para el final, pese a que Vettel intentó defenderse echando al finlandés por la hierba, al límite del reglamento.

Es victoria 57 en Fórmula 1 para Hamilton, con la que descuenta un poco el gran trecho que le resta para alcanzar las 91 de Michael Schumacher. Bottas se apunta a la carrera por el campeonato, con el segundo puesto, tras pasar en los últimos giros a Kimi Raikkonen. 

El español Fernando Alonso, con un coche sin velocidad ni ritmo, se enzarzó toda la carrera con Lance Stroll, pero al final su motor dijo basta y es duda que no tenga que penalizar algo en Hungría. Peor le fue a Carlos Sainz, que se vio fuera de carrera en la primera vuelta por culpa de un golpe de su compañero de equipo en Becketts en plena vorágine de la salida.