La hispano venezolana Garbiñe Muguruza derrotó a Venus Williams en la final de Wimbledon y consiguió su segunda corona de un trofeo de Grand Slam en su carrera, tras ganar en 2016 Roland Garros. Garbiñe es la primera mujer que derrota a Serena y a Venus Williams en finales de Grand Slam, y, tras su entrenadora, Conchita Martínez (en 1994), es la segunda española que consigue la máxima gloria en la hierba.


El marcador de 7-5 y 6-0 explica bien lo que sucedió en 1 hora y 17 minutos sobre el césped de la cancha central del All England Club. Ambas llegaban con solo un set cedido en su camino a la final.

Muguruza, quinta del mundo, salió mejor librada de un primer set en el que su servicio le compensó los errores con la derecha. Williams estuvo muy cerca de quebrar y apuntarse la manga, pero la nueva campeona logró darle vuelta a la situación para conseguir una ventaja que no se permitió dejar escapar.

El segundo parcial no fue más que un trámite, con tres roturas para la española, que desplegó un juego contundente con el que rompió tres veces el servicio de la estadounidense y solo cometió un error no forzado.


Resultados