Estados Unidos ha retenido con firmeza la Solheim Cup, la cual enfrenta cada dos años a las mejores jugadoras norteamericanas contra el equipo europeo. El conjunto local en Des Moines ha superado finalmente a Europa por cinco puntos (16,5-11,5) al mantener su ventaja en los 12 partidos individuales.

Las jugadoras europeas estaban obligadas a una hazaña si querían recuperar la Solheim Cup porque empezaron la última jornada 5 puntos abajo (10,5-5,5), a la postre la misma diferencia final al sumar ambos equipos seis puntos en los 12 duelos individuales.

Lizette Salas dio a EEUU el punto que ha sentenciado el título al vencer a la inglesa Jodi Ewart Shadoff por uno arriba. Estados Unidos domina el palmarés con 10 títulos por 5 de Europa.