El Barcelona Lassa no falló y logró su vigésimo título de la Supercopa Asobal, sexto consecutivo, al vencer por 31-25 al BM Logroño La Rioja, que llegó a la final por segunda vez.

El equipo azulgrana no tardó en conseguir una cómoda ventaja. En los primeros minutos, tras un empate a dos goles, firmó un parcial de 5-1 y se escapó en el marcador (7-3 en el minuto 9). Pero el equipo riojano no se rindió y logró situarse a dos goles (10-8), aunque la respuesta del Barcelona fue contundente (17-9) y al final de los primeros treinta minutos se llegó con un 17-11 que puso cuesta abajo el camino de la victoria azulgrana.

En la segunda mitad, el Barcelona llegó a tener una renta de diez tantos (24-14) que el conjunto de La Rioja logró reducir aprovechando la relajación de su rival.