Las selecciones españolas absolutas de tenis de mesa han conseguido el objetivo en el Campeonato de Europa de Tenis de Mesa por equipos 2017, que se ha celebrado en Luxemburgo, al mantenerse dentro de la élite europea.

El equipo español masculino consiguió arrasar en los playoffs por los puestos, tras superar a Luxemburgo (3-0), Polonia (3-1) y Austria (3-2), firmando una meritoria novena plaza, que le permitirá disputar la fase de clasificación al próximo Campeonato de Europa por equipos en la máxima categoría.

En la final de estos playoff, el combinado español logró remontar al equipo austriaco para alzarse con la victoria, gracias a los dos triunfos de Álvaro Robles y el punto definitivo de Jesús Cantero. Marc Durán luchó contra Stefan Fegerl pero cedió por 3-1, y Álvaro Robles y Jesús Cantero supieron restablecer la normalidad, imponiendo su ritmo de juego, para lograr el objetivo con dos victorias ante Daniel Habesohn (3-1) y Andreas Levenko (3-0), respectivamente.

El oro masculino, séptimo título para ellos, fue para el equipo alemán (Dimitrij Ovtcharov, Timo Boll, Patrick Franziska, Ruwen Filus, Ricardo Walther) que batió por 3-0 en la final a Portugal (Tiago Apolónia, Marcos Freitas, João Monteiro, João Geraldo, Diogo Carvalho). Los conjuntos semifinalistas y por ello medallas de bronce fueron Eslovenia (Bojan Tokić, Darko Jorgic, Jan Zibrat, Deni Kozul) y Francia (Simon Gauzy, Emmanuel Lebesson, Tristan Flore, Quentin Robinot, Alexandre Robinot).

En el lado femenino, las jugadoras de la selección española completaron su participación en esta edición del Campeonato de Europa por equipos con una derrota ante Bielorrusia, por un ajustado 2-3, desplazando hasta la decimosexta posición al conjunto español femenino. De esta manera, España se mantiene en la máxima categoría y luchará por la clasificación al próximo Campeonato de Europa de Tenis de Mesa por equipos dentro de la élite europea. El combinado español comenzó ganando en su último encuentro, por 2-1, gracias a las victorias de Galia Dvorak y Sara Ramírez. Sin embargo, Sofía Xuan-Zhang y Sara Ramírez cayeron ante Viktoria Pavlovich (1-3) y Daria Trigolos (1-3), respectivamente.

La corona femenina fue para una sorprendente Rumanía (Elizabeta Samara, Daniela Dodean, Bernadette Szőcs, Adina Diaconu, Irina Ciobanu) que rompe con la hegemonía alemana (llevaba tres oros seguidos, 2013, 2014 y 2015) y sube a lo alto del podio de nuevo, su cuarto entorchado (1992, 2002, 2005 y 2017). Las defensoras del título se quedaron con la plata (Han Ying, Shan Xiaona, Nina Mittelha, Sabine Winter, Yuan Wan) mientras que Holanda (Li Jie, Britt Eerland, Kim Vermaas, Rianne van Duin) y Rusia (Polina Mikhailova, Yana Noskova, Olga Vorobeva, Ekaterina Guseva, Mariia Tailakova) se hicieron de bronce.