Sorprendentemente la división AFC Este está que echa fuego con tres equipos con balance 3-2 y uno en 2-2, los Miami Dolphins, que tienen un partido menos disputado. Los Buffalo Bills siguen al frente de la división a pesar de caer derrotado ante los Bengals, mientras que los Jets suman su tercera victoria seguida y se antepone a los Patriots, quienes, con igual balance, se deben conformar por ahora con el tercer puesto.
Por su parte, la franquicia de Florida iguala su récord y respira en este inicio de temporada. Recuerden que el año pasado comenzaron 1-4 y acabaron metiéndose en playoffs.

NEW ENGLAND PATRIOTS 19-14 TAMPA BAY BUCCANEERS (3-0, 10-7, 3-0, 3-7)

Los Patriots se salvaron el pellejo ante unos Buccaneers que no supieron rematar sus ataques, especialmente por culpa de su kicker Nick Folk quien erró hasta tres field goals. Con esta victoria, Tom Brady suma ya 186 como titular y empata a Brett Favre y Peyton Manning.
El quarterback de New England repartió 303 yardas (30/40) y un pase de touchdown hacia Chris Hogan en el segundo cuarto, dando la vuelta al marcador tras la anotación de Doug Martin y poniendo a los de Belichik por delante, y ya para el resto del partido (10-7). El running back regresó y con buena nota tras su suspensión por violar la política de sustancias prohibidas, recorriendo 74 yardas.
Sin embargo, fue Gostkowski el protagonista de la mayoría de puntos de los Patriots conectando hasta cuatro goles de campo, el último a poco más de un minuto del final para obligar al rival a anotar de seis, y así salvar una vez más a una defensa que hace aguas por todas partes. Pese a que solo permitieron 14 puntos, los de Tampa Bay consiguieron recorrer hasta 409 yardas, con el receptor DeSean Jackson como principal arma aérea (106 yardas) de Jameis Winston (334 yardas en 26/46).
Pero esto no fue suficiente para que los Buccaneers pudieran asaltar a los Patriots, algo que sin duda lo tuvieron muy cerca. No fue hasta el último cuarto cuando Winston consiguió mover las cadenas y primeros downs, lo que se tradujo en un pase de touchdown a 2:09 minutos del final para Cameron Brate (68 yardas) y puso el marcador en 16-14.
Tampa Bay se pasó dos cuartos sin anotar y todo por culpa de Nick Folk que falló tres tiros de campo, uno de ellos de tan solo 31 yardas. Mientras tanto, la defensiva cumplía interceptando en una ocasión a Brady, gracias al rookie Justin Evans en el primer drive del partido, y realizando tres sacks en los que uno de ellos lograron recuperar el balón.
De esta manera, sólo anotaron dos veces y Gostkowski imposibilitó la remontada incrementando el marcador a 19. Pero los Buccaneers tuvieron una última serie de ataque que, liderada por Winston, irrumpieron hasta la yarda 19 de los Patriots partiendo de su propia 25. Jonathan Jones lastró lo conseguido cortando un pase en ya cuarto down hacia O.J. Howard quien estaba dentro de la endzone, e, irónicamente, la defensa salvó este encuentro.

NEW YORK JETS 17-14 CLEVELAND BROWNS (0-0, 3-0, 7-7, 7-7)

Debutó el número 1 del draft Myles Garrett tras su esguince de tobillo con dos sacks, pero Cleveland cosechó su quinta derrota ante unos sorprendentes New York Jets que se ponen en positivo con su tercera victoria seguida (3-2). Los neoyorkinos, encomendados por el ex-quarterback de los propios Browns donde ganó un único partido como titular, dio 194 yardas (23/30) y dos pases de touchdown con una sola intercepción, y supieron aguantar el tirón para lograr un triunfo básico provocando al rival hasta que cambiasen de quarterback.
Y es que ya van 30 partidos perdidos en los últimos 32 encuentros, balance de 1-20 bajo las órdenes de Hue Jackson quien renunció a sus palabras y sentó al rookie DeShone Kizer para que Kevin Hogan entrara en la segunda parte y realizase una actuación calcada a su rival: 194 yardas (16/19), 2 pases de touchdown y 1 INT.
Fueron perdiendo por 17-7 al último cuarto, gracias a Austin Seferian Jenkins que anotó en el tercero tras una intercepción de su compañero Morris Claiborne que pusó el balón en la yarda 29, y a Jermaine Kearse que alcanzó la endzone con una recepción de 24 yardas. Este ocurrió después de que los Browns decidieran jugársela en cuarta oportunidad y el running back Isaiah Crowell no alcanzó la línea del primer down bien detenido por la defensa de los Jets. El principal motivo de esta decisión fue porque el novato Zane González había fallado previamente dos goles de campo.
Hogan ajustó el encuentro con un pase de anotación en el tercer cuarto de 21 yardas al TE David Njoku, y dio esperanzas a los de Cleveland encontrando a Duke Johnson que recorrió 41 yardas para poner el 17-14 a 1:49 del final. Sin embargo, los Jets recuperaron la patada corta y consumieron el tiempo restante para que McCown ganara tres partidos consecutivos por primera vez en sus 15 temporadas en la NFL.

BUFFALO BILLS 16-20 CINCINNATI BENGALS (3-7, 7-3, 3-0, 3-10)

Los Cincinnati Bengals cortaron la racha ganadora de los Bills y recuperan la cara a la temporada poniéndose en balance 2-3 con dos triunfos seguidos. Por su parte, Buffalo permanece atascado en ataque y esta vez la defensa no fue suficiente para superar a los de Ohio.
A.J. Green fue el artífice de la victoria de los suyos y de que el marcador finalice tan ajustado. Abrió el marcador con un big-play de 77 yardas a pase de Andy Dalton (328 yardas en 22/36 con 1 pase de TD y 2 INT), y puso en bandeja la anotación de carrera de 5 yardas de Joe Mixon gracias a una recepción de hasta 47 yardas en el cuarto periodo, lo que definió una ventaja vital para el posterior triunfo de 17-13.
Sin embargo, Green causó tres pérdidas de balón que dieron alas a los Bills para mantener las esperanzas hasta el final. La defensa de Buffalo venía de permitir 13’5 puntos por partido y se portó en esta quinta jornada, pero el hombre más destacado en ataque venía siendo el kicker Stephen Hauschka y no bastó para superar a los Bengals.
LeSean McCoy se quedó en 63 yardas y el juego de carrera volvió a estar ausente, mientras que Tyrod Taylor apenas alcanzó las 166 yardas aéreas con un pobre 54% de acierto en sus lanzamientos (20/37), dando un único pase de touchdown a Brandon Tate en el segundo cuarto para igualar el marcador a diez puntos al descanso.
Pero no pudieron aprovechar las numerosas pérdidas de balón de su rival ni las dos intercepciones de los safeties Jordan Poyer y Micah Hyde. Tan solo sumaron dos tiros de campo en toda la segunda mitad y en el momento clave del partido, a dos minutos de terminarse el encuentro, Taylor fue interceptado por George Iloka en un drive que podría haber dado la vuelta al marcador, lo que dio por finalizado el resultado.

TENNESSEE TITANS 10-16 MIAMI DOLPHINS (0-10, 3-0, 7-0, 0-6)

La defensa de los Dolphins se impuso una vez más y decidió la victoria de los de Florida donde echan de menos un ataque contundente. De hecho el Hard Rock Stadium abucheó al quarterback titular Jay Cutler y corearon el nombre de Matt Moore, su suplente.
Sin embargo, Adam Gase se mantuvo firme y Cutler disputó todo el encuentro sin apenas llegar a las 100 yardas de pase (92, en 12 de 26 intentos), mientras que Ajayi sumó 77 yardas por tierra. Esto fue lo más destacado de una ofensiva que se quedó en tan solo 178 yardas avanzadas.
De nuevo el partido lo ganó el equipo defensivo, en esta ocasión liderado por Kiko Alonso que consiguió seis tackles y un sack que se tradujo en fumble y anotación de 48 yardas gracias a Reshad Jones para poner el 10-0 en el primer cuarto. Este, al igual que Kiko y que Lawrence Timmons, obró seis tackles y el conjunto defensivo además sumó 6 sacks a un Matt Cassel (141 yardas en 21/32) que no hace olvidar al lesionado Marcus Mariota.
Incluso los Titans tan solo lograron dos veces alargar su drive en trece situaciones de tercer down que se encontraron. La defensa de Miami estuvo imperial una semana más, algo que no puede decir el equipo ofensivo que igualmente perdió un balón en su yarda 28 a través de Ajayi.
Pero el grupo defensor impidió que esta acción terminara irrumpiendo en la endzone y se quedó en field goal de Ryan Succop. La única pega a la defensa fue el touchdown de Phillip Supernaw a pase de 11 yardas de Cassel, lo que empató el partido 10-10.
Finalmente, en el último periodo un destello de Cutler decantó el encuentro. Con una serie de 58 yardas en casi cinco minutos, encontró a Landry quien anotó tras un pase de 6 yardas (es el tercer TD de los Dolphins de la temporada). Y, aunque Cody Parker falló el punto extra, una vez más la defensa aguantó el tipo para que los de Tennessee se quedasen sin tiempo y perdieran su segundo partido seguido, sin Mariota.

(Foto destacada: GettyImages)

Víctor Calle
Sígueme en @VCalle4 (Twitter) o @H_Deportiva (www.historiadeportiva.com) y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.